Huele a espiritu extraterreste

El palo culiao largo de mi Casio e-45 se frotaba sobre el número 12, y el palito más corto se encontraba culiando con el 3. Si han adivinado queridos amigotes, eran las 3, las 3 de la madrugada.
Un olor putrefacto habíase desprendido por los aires, y como huracán de avispas penetrò en mi puta nariz, unas ganas de wuitrear supremas se apoderaron de mi ser sufriente. Entonces, me dirigí con estilo al baño, con un bastón al estilo tap y un manto campeire que me cubría hasta las bolas. No olvidé mi mp3, claro que no, en mi trayecto dormitorio-baño me fuí escuchando y balbuceando un disco bien joroshó llamado "Don tatán y la ogía intergaláctica".
Mis ganas de llamar a guajardo se vieron empecinadas al ver con estupor la escena más grotesca que pudiese imaginar. "Un estereotipo de extraterrestre de un color gris fluorescente con la cabeza bien enorme (hay que rico), un corte mohicano con mucho stail, una chaqueta de cuero marca Runaway con logos de Iron Maiden estampados en loh pesho, unos pantalones fucsias bien amanerados con cadena de hierro adornándole la zona genital y unas zapatillas North Star bien punkis.
 Al ver bizarra imagen, lanzé mis jugos gástricos como escupo de flaite sobre mi huésped  y terminé por bañarlo en tal aguita de misto. El ser extraterrestre ni se inmutó, extrajo de su bolsillo una especie de tablet o pizarra electrónica y escribió claramente y en español "Nauseas has de guardar para el querido Sebastián", y entonces desapareció.....

0 comentarios:

Publicar un comentario